Nació en Sassello, Italia, el 27 de octubre de 1971. Fue hija única y muy anhelada por sus padres de quien recibió su educación cristiana. Como muchos jóvenes era feliz y rodeada de amigos.

A sus 17 años, un día que jugaba tenis, sintió un dolor intenso en un hombro. Un examen médico reveló el diagnóstico, un osteosarcoma (tumor maligno óseo). Al llegar a casa pidió estar en silencio, su «huerto de Getsemaní», luego de 25 minutos, vuelve su sonrisa habitual; dijo sí a Jesús y no dio marcha atrás. Aceptó el sufrimiento y repetía siempre: “Jesús, si tú lo quieres, yo también lo quiero”. Falleció el 7 de octubre de 1990 y fue declarada beata el 25 de septiembre de 2010. 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *