Radio María por sus necesidades materiales apela a la generosidad de sus oyentes y de aquellos que la estiman. Renuncia a las financiaciones que provenien de la publicidad y de otras fuentes que puedan limitar o condicionar su misión. El apoyo de los oyentes es una garantía que nunca disminuye y, al mismo tiempo, una prueba de la calidad de los programas. La experiencia da fe de que Radio María encuentra en su público los recursos necesarios. Radio María evita las formas espurias de financiaciones como, por ejemplo, la transmisión de programas pagados por otros.

La confianza en la Divina Providencia no es pasiva sino operativa y necesita iniciativas apropiadas para hacer que los oyentes sean corresponsables en el apoyo diario.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *