La Fiesta de la Visitación celebra el mensaje de caridad que nos dejó la Virgen María cuando, estando embarazada de Jesús, fue a visitar a su prima Santa Isabel, quien estaba embarazada de San Juan el Bautista; Isabel dijo a María que, al escuchar su saludo, el niño en su vientre saltó de alegría, hecho narrado en el Evangelio de Lucas. En 1839, esta fiesta fue instituida por el papa Urbano VI para el 2 de julio, pero tras el Concilio Vaticano II, cambió su celebración a cada 31 de mayo. Así se acompaña el cierre del mes de mayo, que la Iglesia dedica tradicionalmente a la Virgen María.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *